Como NO ir a una boda

No serás la novia.  No se puede ir de blanco, se supone que ya lo sabe todo el mundo (por eso de no quitarle protagonismo a la novia). Aún así, hay gente que se empeña en usar tonos pastel tan claros, como el rosa lavado, que al final, en las fotos parecen color blanco.

No irás de negro. Es una boda, no un funeral. Ni se te ocurra ponerte un traje negro, porque es el que te queda bien y te hace delgada. No es tu día, es el de la novia.

No irás disfrazada. Las chicas se obnubilan ante una boda y se ponen vestidos que jamás se pondrían ni para un baile de disfraces con la temática «Princesas Disney». Volantes, más volantes, volúmenes, encaje, lentejuelas, pedrería,  cortes asimétricos… todo en el mismo vestido. Ponle freno.

No llevarás un tocado gigante. Vas a una boda de mañana, no a Ascot. Además la gente que se sienta detrás de ti en la iglesia también tiene derecho a ver la ceremonia.

No vas a desfilar por la alfombra roja. Esto no son los Oscar, es la capilla de una iglesia. Olvídate de escotes vertiginosos o de faldas demasiado cortas, transparencias u otros detalles demasiado sexy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s